En Entrevistas

El refranero español es rico: haciendo de la necesidad virtud, ¿están repensando Barbastro y repensando el modelo ferial?
Si, así es. Barbastro necesitaba una regeneración y un cambio a todos los niveles, y en ese sentido estamos trabajando desde todas las Áreas del Ayuntamiento. Y lo mismo ocurre con los certámenes feriales hay que adaptarse a los nuevos tiempos, si queremos que las ferias sigan teniendo interés para el público y no desaparezcan.

Lo primero, definir la estrategia. ¿En qué consiste su plan?
Si, lo primero es saber qué camino seguir, y para ello estamos llevando a cabo desde el Área de Desarrollo, con el apoyo del Gobierno de Aragón, un proceso participativo para la elaboración de un plan estratégico de desarrollo que nos marque las líneas a seguir durante los próximos cuatro años. El final de este proceso de participación ciudadana será la presentación del plan estratégico que tendrá lugar el día 25 de septiembre en el marco de FERMA Innova.
En cuanto a la feria, se trata de ver lo que funciona. Para ello, es importante conocer bien las ferias, su organización y adaptarse a las nuevas exigencias. El coronovirus nos ha puesto en jaque mate pero también representa un momento para experimentar, probar nuevas fórmulas, y enfrentar nuevos desafíos. No hay que tener miedo a los cambios porque representan una oportunidad de crecimiento, nos ayuda a ser mejores en todo lo que hacemos…

¿Disponer de tantas fortalezas en Barbastro es una oportunidad que demanda prioridad y orden?
Es cierto, estamos en un territorio de oportunidades. Barbastro tiene mucho potencial que tenemos que poner en valor y aquí es donde las Administraciones Públicas podemos jugar un papel muy importante en ese sentido.
Para ello, debemos primero identificar cuáles son nuestras fortalezas, listarlas y trabajar en su crecimiento. Y esto llevado a Ferma sería potenciar aquellos sectores económicos estratégicos en nuestro territorio con presencia en la feria que representan fortalezas, como serían el sector agroalimentario, la innovación, el comercio y los servicios, la automoción y la movilidad sostenible.

Para avanzar, es importante también identificar las debilidades: ¿las han conceptuado y han pensado cómo superarlas?
Si, tenemos identificadas nuestras debilidades, que en Ferma representarían el sector ganadero y el de la maquinaría agrícola; y estamos trabajando para tratar de convertir esas debilidades en fortalezas, a medio plazo.

Si tuviera que explicar someramente cuál es el horizonte de Barbastro, ¿cuál sería su formulación?
Que Barbastro se convierta en un referente económico, social y cultural de la zona oriental de la provincia de Huesca con proyección en toda la Comunidad Autónoma de Aragón y por extensión en todo el territorio nacional. Reactivar la economía a todos los niveles fomentando los recursos locales y atracción de nuevos proyectos empresariales innovadores y sostenibles medioambientalmente que generen empleo estable y de calidad. Asentar la población en el territorio garantizando el bienestar y optimizando los servicios a la ciudadanía. Revalorizar el patrimonio local reivindicando su papel histórico y atraer el turismo.
En definitiva, queremos promover un desarrollo de ciudad sostenible, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos a partir de propuestas vinculadas con el territorio, el medio ambiente y las nuevas tecnologías. Barbastro tiene que ser una ciudad abierta donde uno pueda vivir, formarse, trabajar y emprender.

Y, claro, Barbastro es ferias y fiestas por derecho y por tradición. Puestos a una reformulación, ¿esta parada obligatoria también permite dibujar la reina ferial, la futura Ferma?
Antes del coronavirus estábamos trabajando en un reposicionamiento del certamen basado en una especialización territorial y por sectores económicos, una mayor profesionalización del certamen, apoyando la innovación y la digitalización de las empresas, buscando nuevos nichos de mercado y tratando de crear experiencias de valor para los visitantes.
En estos momentos, seguimos trabajando en la misma línea pero adaptándonos a la nueva situación actual, es por ello, que se han planteado diferentes acciones en diferentes fechas y emplazamientos para evitar concentraciones de gente, distinguiendo entre aquellas actuaciones dirigidas al público en general de aquellas otras con un contenido más profesional y bajo un formato que combina lo presencial y lo virtual al mismo tiempo.

¿Ferma será el gran proyector de la riqueza socioeconómica de Barbastro y el Somontano?
Este año hemos querido que Ferma salga a la calle y se convierta en un escaparate de Barbastro, y por tanto del Somontano, en lo que se refiere a las actuaciones que se dirigen al público en general. Pero también habrá contenidos más profesionales que se celebrarán en el Centro de Congresos de Barbastro bajo una modalidad que combinara lo presencial y lo virtual.
La futura Ferma será un reinvención de sí misma, seguirá con el carácter multisectorial que la caracteriza y que identifica la riqueza socioeconómica de este territorio; pero buscará nuevos nichos de mercado que representen oportunidades de crecimiento.

¿Cuáles serán los grandes ejes de la Ferma de la nueva normalidad y de la Ferma cuando vuelva la real normalidad?
Los certámenes feriales son un instrumento para la dinamización de la economía local y un escaparate de los sectores económicos estratégicos del territorio, y estos son y serán los grandes ejes de Ferma ahora y siempre.

¿Qué sectores son irrenunciables pasen como pasen los tiempos?
Ferma se irá adaptando a los sectores estratégicos existentes en cada momento en el territorio.

Y en tiempos en los que la digitalización inunda todos los discursos, ¿el conocimiento tiene un lugar preferente en la Feria?
Si por supuesto, este año Ferma Innova presenta como temática el desafío para las empresas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se han organizado interesantes ponencias y un panel de experiencias en el ámbito de la innovación y la responsabilidad social corporativa, donde tienen cabida las empresas locales y de fuera. Además, de otras jornadas técnicas y de comercialización del sector agroalimentario entre productores locales y distribuidores del sector.
Este año han apostado por una dualidad bajo el confortable paraguas de la marca Ferma: la parte expositiva y la de innovación (Ferma Innova). ¿Un camino que amplificaría el eco de la feria?
En este momento el hecho de hacer una feria es en sí una novedad, el día que anunciamos el cartel con una imagen renovada y fechas ya tuvimos una importante repercusión en prensa, radio y televisión tanto a nivel local, provincial como autonómico. Y esperamos que suceda lo mismo cuando hagamos pública la programación de “Ferma en la calle” y “Ferma Innova”, por las novedades que presentan.
Este año con motivo de la Covid-19 se han cancelado muchas ferias pero no queríamos que la segunda feria más importante de Aragón no pudiera celebrarse por culpa de esta pandemia, es por ello que se va a celebrar implementando todas las medidas higiénico sanitarias, de seguridad y de control de aforo que establece la normativa; además se tendrá en cuenta lo previsto en la Guía de Buenas Prácticas para la elaboración de protocolos para las actividades feriales, en ferias al aire libre como en espacio cerrados, de la Dirección General de Comercio, Ferias y Artesanía del Gobierno de Aragón.

Despensa, que no granero. ¿Barbastro y Somontano son abanderados como territorio gastronómico aragonés?
Si, Barbastro y el Somontano deben ser grandes abanderados dentro del territorio gastronómico aragonés, tenemos todos los productos para hacer una receta completa, desde productos de la huerta hasta cárnicos, vino, aceite, dulces, miel, caviar, trucha, quesos, trufa, frutos secos, etc. En 2018 Somontano de Barbastro fue el primer Territorio de Interés Gastronómico de Aragón. No cabe duda, que el sector agroalimentario es un sector estratégico en nuestro territorio, y a finales de 2019 el Ayuntamiento ha creado la marca “La Despensa de Barbastro-Somontano” para la promoción del producto local que favorece la economía circular y sirve también de reclamo turístico.

En el eje ferial, están siempre los expositores y el público. ¿Son los dos focos que dan sentido a la feria?
Si pero no son los únicos, hablamos de expositores y público para el espacio expositivo. Y de ponentes y asistentes/participantes para las jornadas profesionales.
En cuanto a la parte expositiva de la feria, debemos intentar aportar valor a los expositores favoreciendo la consecución de sus objetivos con la participación en el certamen pero también tenemos que conseguir generar experiencias en un público cada día más exigente.
En cuanto a la parte profesional, debemos aportar conocimiento e innovación, favoreciendo el intercambio y las oportunidades de negocio.

Y, cambiadas las fechas, ¿la redefinición de Ferma va a ser un objetivo permanente?
Si, no puede ser de otro modo. Ferma debe estar en constante evolución y crecimiento. Ferma celebra en esta ocasión la 59 edición y sigue desafiando a los nuevos tiempos …

Entradas recientes